3 Tipos de gastos que todos tenemos en casa

por LIDER GRUPO CONSTRUCTOR

INVERSIÓN

Cuando se trata de ordenar las finanzas de nuestro hogar siempre es más fácil identificar cuáles son nuestros ingresos que nuestros gastos y es que es complicado llevar un control exacto de cuánto, cómo y dónde gastamos nuestro dinero. Sin embargo, es necesario realizar un pequeño ejercicio que nos permita identificar nuestros principales gastos para que, de esa manera, podamos determinar qué actividades debemos eliminar de nuestra rutina y cuáles podemos mantener.

Es por ello que debes tener en cuenta estos 3 tipos de gastos que todos realizamos, pero que muchas veces no logramos reconocer y son el principal motivo por el cual a fin de mes no sabemos a dónde se fue nuestro dinero.

 

GASTOS FIJOS

Son aquellos que no podemos posponer de ninguna manera porque hacerlo implicaría dejar de contar con el servicio que representan.

Son fácilmente identificables por su regularidad, algunos ejemplos son: la mensualidad del colegio de nuestros hijos, la universidad, el alquiler de la casa, la cuota de nuestro vehículo o el plan de celular.

 

GASTOS VARIABLES

Son similares a los gastos fijos debido a que son constantes, pero la clave para reconocerlos es que pueden variar de mes a mes.

Un ejemplo es el transporte, ya que en algunos casos podemos tomar un servicio de taxi porque estamos saliendo tarde hacia nuestro trabajo o el transporte público. Si tenemos un vehículo propio lo variable sería la gasolina.

De la misma manera con la alimentación, las compras que hacemos para toda la familia suelen variar de mes a mes, generalmente en fechas especiales y también dependiendo de dónde hagamos las compras, ya sea en un supermercado o en un mercado. Cualquiera sea nuestra decisión influirá en que aumente o disminuya la cantidad de dinero que usamos. De la misma manera sucede con el agua y la luz que pueden variar dependiendo del nivel de uso que le demos.

 

GASTOS OPCIONALES

También conocidos como gastos extras, ya que no están ligados a una necesidad en particular, por lo tanto de no realizarse no afectarían en ningún momento a nuestras vidas. Estos gastos son los más difíciles de identificar y cuantificar porque suelen darse de modo tan espontáneo que no nos damos cuenta. Es por ello que cuando hacemos el ejercicio de identificarlos muchas veces nos damos cuenta que la cantidad de dinero involucrada es mayor a la que uno creía, esto se debe a que los montos son pequeños, pero cuando se acumulan pueden desbalancear nuestro presupuesto familiar. Algunos ejemplos son las salidas que tenemos, comidas en la calle, etc.

Ahora que ya sabes los 3 tipos de gastos que existen, te recomendamos hacer el ejercicio de identificarlos y luego determinar con cuáles te quedas y con cuáles no.

Déjanos un comentario